El tiempo es largo, las palabras son cortas pero aunque ese sentimiento de vergüenza se apodere de nosotros en las situaciones menos esperadas en el fondo sabes que si hay alguien que te echó de menos en tu ausencia es aquella persona que cuando dormía pensaba que estarías haciendo, que cuando se quedaba dubitativo era por la duda de saber que estarías haciendo en ese momento si esa persona estuviera al lado.

Pues aunque a su vuelta no seas capaz de decirle todas aquellas cosas que pasaron por tu mente, unas oprimidas por ese sentimiento tan absurdo que es la vergüenza y otras simplemente porque esperas a esa situación idílica para poder expresarte como realmente te gustaría.

En conclusión solo puedo decir una cosa te eché de menos y te necesito a mi lado.

Anuncios